La creación de confianza con el cliente y la transparencia en la administración del dinero, así como en la probable entrada de las big tech como nuevos bancos, han sido algunos de los puntos que los responsables de las cuatro empresas más innovadoras de la industria bancaria han analizado en DES2021 

El sector bancario está viviendo una revolución por la entrada de nuevos actores que ponen en jaque las reglas existentes hasta el momento, retando así los modelos tradicionales del negocio. En este sentido, el Digital Business World Congress de DES2021 ha acogido las reflexiones de cuatro de las empresas más innovadoras de la industria bancaria en el Banking Forum.  

Fernando Rodríguez, director de negocio de Bizum, ha comentado que la potencial entrada de las big tech en el sector bancario va a ser un punto de inflexión para la industria, ya que, al disponer de recursos e información de millones de usuarios en todo el mundo, facilitará su introducción en el mercado, con una implantación que se prevé ágil y rápida. 

Además, Fernando Rodríguez ha indicado que Bizum, la solución de pago por móvil p2p de la mayor parte de la banca española, cuenta con una implantación en España de alrededor de 20 millones de usuarios con la plataforma en su dispositivo inteligente, solamente por detrás de la app de mensajería rápida Whatsapp. También ha comentado los planes de futuro de la plataforma, entre los que se encuentran la intención de convertirse en un método de pago más disponible en el mercado. 

Otra de las conclusiones de la sesión “Game changers entering the banking space” celebrada en el marco de DES2021 corrió a cargo de Juan Rosas, director de negocio y Laboratorio de Clientes de EVO Banco. El responsable del banco español ha puesto énfasis en las ventajas de la banca digital, en la que cualquier cliente con un smartphone puede acceder a cualquier trámite sin tener que acudir a una oficina. En la misma línea, también aprovechó para poner sobre la mesa la brecha generacional que se está produciendo en España entre diferentes grupos de edad. En este sentido, aunque el uso del smartphone en España es generalizado entre la población más joven y adulta, gran parte de la población de más edad no tiene acceso a Internet o a un dispositivo inteligente, por lo que siguen necesitando acudir físicamente a las oficinas y, mientras eso ocurra, el experto cree que las sucursales seguirán estando disponibles.  

Asimismo, Rosas ha explicado que para los grandes bancos la innovación es un tema complejo, entre otras razones, por la rígida cultura dentro de las organizaciones, un aspecto que se antoja difícil de cambiar rápidamente y que ralentiza la implementación de soluciones tecnológicas disruptivas.  

Por su parte, Guadalupe Iturriaga, CEO y fundadora de Fintonic, ha puesto en valor la ayuda que ofrecen las Fintech a los clientes, ayudándoles a administrar su situación financiera y productos bancarios de manera inteligente. De la misma forma, en su intervención ha comentado, entre otros temas, la introducción en el mercado español de sistemas como el credit score, un modelo que ya funciona en Estados Unidos o Reino Unido, y que evalúa la idoneidad del usuario para los bancos a la hora de recibir créditos por parte de su entidad. 

Guadalupe Iturriaga también ha afirmado que uno de los retos más grandes a los que la industria fintech hará frente será el transmitir transparencia a la hora de administrar el dinero de los clientes, puesto que es un movimiento crítico para los usuarios y en el que la confianza es la base del éxito. 

Por último, Fermín Bueno, Managing Partner de Finnovista. ha señalado las grandes oportunidades de negocio que existen en países con economías emergentes como, por ejemplo, en el mercado sudamericano, donde la oferta de entidades bancarias con banca electrónica es muy pequeña, por lo que se abren numerosas posibilidades para las Fintech en esa área. Además, también remarcó que el Banking as a Service abre una puerta para que cualquier empresa o marca de cualquier sector se convierta en proveedor de un servicio financiero, cambiando así el paradigma del ecosistema financiero.