AstraZeneca e Idoven apuestan por la Inteligencia Artificial para diagnosticar enfermedades cardiovasculares

AstraZeneca y la startup española Idoven están desarrollando un programa innovador en varios hospitales del país para identificar, monitorizar y tratar a pacientes con insuficiencia cardiaca en remoto

Un software basado en la Inteligencia Artificial identifica más de 80 alteraciones del corazón que representan el 90% de los problemas cardíacos más frecuentes

El proyecto se desarrollará en dos fases. La primera, tiene como objetivo analizar e identificar a pacientes con insuficiencia cardiaca. La segunda, monitorizará en remoto a pacientes ya medicados para prevenir eventos cardiacos de riesgo

Foto Portada: Manuel Marina (Idoven) y Cesar Velasco (AstraZeneca)

El sector healthcare vive un momento de transición favorecido por la irrupción de nuevas herramientas innovadoras para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes con el objetivo de ofrecer un servicio personalizado a cada uno de ellos según las características de sus patologías. En este sentido, AstraZeneca, junto con la startup española Idoven, especialista en el desarrollo de Inteligencia Artificial para detectar enfermedades cardiovasculares, están aplicando sus conocimientos para convertirse en dinamizadores estratégicos del ámbito sanitario.

Las enfermedades cardiovasculares son las patologías más prevalentes y la primera causa de muerte en el mundo. Una de las más graves y costosas es la insuficiencia cardiaca, que se caracteriza por una disminución en la capacidad del corazón para bombear sangre de manera eficaz. La IC afecta en España a más de 770.000 personas y es la primera causa de hospitalización en personas mayores de 65 años, según el estudio PATHWAYS-HF, publicado en la Revista Española de Cardiología.

A pesar de ser una causa importante de consultas médicas, ingresos hospitalarios, alta tasa de mortalidad y representar un enorme coste para los sistemas de salud, a menudo también es mal diagnosticada. Además, el diagnóstico precoz es difícil debido a la falta de síntomas específicos en las etapas iniciales de la enfermedad. Así, la alianza entre AstraZeneca e Idoven pretende hacer frente a esta problemática.

Gracias a esta alianza se podrá diagnosticar de manera eficaz a pacientes mayores de 65 años que padezcan insuficiencia cardíaca, mejorando la interpretación de electrocardiogramas y estableciendo un proceso estandarizado para sus lecturas en Atención Primaria. Por ende, se adecuará el tratamiento a los pacientes gracias a su monitorización en remoto, por lo que ayudará a reducir la sobrecarga en los centros sanitarios.

Un proyecto innovador como solución a una enfermedad subdiagnosticada

Para el correcto desarrollo del proyecto, se realizará la implementación en dos fases. La primera consistirá en la identificación de pacientes y el seguimiento de sus patologías cardíacas. Para ello, varios centros sanitarios participarán en la identificación de pacientes con insuficiencia cardíaca. “Se realizará mediante un electrocardiograma que es analizado por nuestra plataforma basada en Inteligencia Artificial para identificar a pacientes con riesgo de padecer IC en minutos, siendo los resultados revisados y confirmados por nuestro equipo de cardiólogos. Tras esto, son compartidos con el médico de atención primaria para su posterior seguimiento”, explica Manuel Marina, cardiólogo y CEO de Idoven.

La segunda fase consistirá en monitorizar de manera remota a pacientes que ya hayan sido diagnosticados con insuficiencia cardíaca, realizándose este seguimiento con la ayuda de un dispositivo Fitbit. La monitorización se realizará con una frecuencia de entre tres y siete veces a la semana o por petición del paciente, dependiendo de su historial clínico. Esto será posible gracias a que los dispositivos Fitbit seleccionados permiten registrar electrocardiogramas desde la muñeca para luego, en colaboración con Idoven, se pueda trasladar la información a los profesionales sanitarios.

Este programa, pionero en nuestro país y en Europa, se va a desarrollar con la intención de sentar las bases de la aplicación de la Inteligencia Artificial para la detección de enfermedades cardiovasculares. En este sentido, el Dr. César Velasco, Director de Innovación y Estrategia Digital de AstraZeneca España destaca que “estamos convencidos de que los avances tecnológicos, como el Big Data y la Inteligencia Artificial, están abriendo nuevas vías de innovación en salud, permitiendo un giro hacia una atención más personalizada, un diagnóstico precoz y una herramienta de mejora de la calidad asistencial. Por ello, desde AstraZeneca fomentamos la colaboración con instituciones académicas, gobiernos, centros sanitarios y empresas para acceder a mejores avances científicos y estimular así la innovación: centrándonos más en el paciente y avanzando en ciencia de vanguardia”

Es importante reseñar que el programa cuenta con el apoyo de A.Catalyst Network, la red global interconectada de AstraZeneca que tiene el objetivo de catalizar toda la innovación que se está trabajando a nivel mundial y que ya cuenta con más de 20 hubs, 500 acuerdos, 100 soluciones en desarrollo, 300 startups involucradas y 20 soluciones escaladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.