Cinco tendencias de atracción de talento que se mantendrán en 2023, según Viterbit

España se ha estancado en lo que se refiere a su capacidad de atraer talento. Por cuarto año consecutivo, se sitúa en la 32ª posición del World Talent Ranking del IMD. Se trata de un informe realizado por la escuela de negocios suiza IMD que mide la capacidad para atraer, desarrollar y retener talento de 63 economías, incluida la española.

Sin duda alguna, la atracción del talento es uno de los puntos estratégicos para lograr alcanzar el éxito. Tal y como se destaca desde Viterbit, la startup que ha desarrollado una plataforma de gestión de talento especializada en reclutamiento y selección, muchas de las acciones relacionadas con la captación de talento tienen que ver con la importancia del empleado dentro de la empresa y su rol decisivo como embajador de la marca. Por tanto,  el employer branding se ha posicionado como el primer paso para destacar frente al abanico de posibilidades de los candidatos. Sin embargo, hay una serie de claves afines con la digitalización acelerada que experimentaron las empresas tras la pandemia y con la creciente guerra por el talento global, que seguirán siendo tendencia en 2023.

La digitalización toma el mando

El foco de actuación ya no está en cubrir una vacante, sino en atraer candidatos y candidatas que contribuyan al desarrollo exponencial de la empresa y se identifiquen con su cultura. ¿Cómo enfrentarse a una gestión de talento global? ¿Cómo optimizar cada fase del proceso para centrarse en tareas más estratégicas y automatizar otras acciones más repetitivas? Tal y como se afirma desde Viterbit las respuestas a estas preguntas apuntan al uso de los software de reclutamiento, plataformas de adquisición de talento que ya marcan el ritmo (y la mayoría de las veces el éxito) de los procesos de contratación.

Reclutamiento digital: social recruiting, onboarding digital y gamificación

“Entre las muchas lecciones que dejó 2022 está la importancia de las redes sociales para el desarrollo de casi todas las actividades en el ámbito empresarial y la atracción de talento no escapa de ello”, apuntan desde Viterbit. El uso de redes sociales, tanto profesionales (LinkedIn) como personales (Facebook, Instagram, etc.), para promocionar ofertas de empleo, así como para construir una comunidad fidelizada con la empresa, son dos de las grandes apuestas del social recruiting. Por otro lado, entre las nuevas tendencias de reclutamiento continúa cobrando fuerza el onboarding digital. Con la implementación del teletrabajo y el sistema híbrido como modalidades habituales de trabajo, este tipo de acompañamiento en la incorporación del nuevo empleado ha resultado ser muy eficiente. Lo que sí es crucial es que se planifique y se recurra a estrategias interactivas como la gamificación para enriquecer el proceso.

Reclutamiento colaborativo

El reclutamiento colaborativo parte de la propia apreciación de los empleados para encontrar candidatos resilientes. Estos aspirantes pueden enriquecer la plantilla de la organización, bien a partir de un programa de referidos o de su involucración  en el proceso de selección (revisión de CV, elaboración de cuestionarios basados en su propia experiencia, participación en el proceso de onboarding, etc.). Muy relacionado con esta práctica está también el uso de las redes sociales, tal y como se comentaba en el punto anterior. Por una parte, la promoción por parte de los empleados funciona para validar la imagen de la empresa y fortalecer sus relaciones. Además, “las estrategias de reclutamiento colaborativo también funcionan muchísimo en redes sociales si se tiene contacto con líderes del sector u otras personas influyentes dispuestos a visibilizar tus procesos de selección en sus comunidades”.

Estrategias de marketing: inbound recruiting, candidate experience y HR Analytics

En el mercado laboral actual, donde la demanda de talento a veces es mayor que la oferta del mismo, es imprescindible escapar de las técnicas de reclutamiento tradicionales. Hay que tener en cuenta que, a la hora de evaluar sus opciones, los candidatos han comenzado a tratar a las compañías como productos y, como tal, esto exige un cambio en la forma en que se les “vende” la empresa. Por esta razón las empresas más innovadoras han volcado los conceptos del marketing hacia el área de gestión de talento. ¿El objetivo? Lograr que el candidato sienta que no existe un sitio mejor para trabajar. Tal y como destacan desde Viterbit, entre las principales estrategias de marketing para la contratación de personal o para el llamado reclutamiento 4.0 se encuentran las técnicas de inbound recruiting, el trabajo centrado en el candidate experience y el reclutamiento de datos o HR Analytics.

Atención al empleado

Si bien es importante la captación de nuevos talentos, la retención de los ya contratados es clave para disminuir la fluctuación de personal. Para esto es fundamental la atención al empleado, favorecer su crecimiento dentro de la organización y disponer de un plan de compensaciones con el que se sienta a gusto. Todo esto, a mediano plazo, será determinante en su rendimiento. “Se debe atender su evolución como empleado y sus expectativas; de esta forma se evalúa su experiencia y posibilidad de desarrollo en un proceso de retroalimentación beneficioso tanto  para el empleado como para el empleador” explican desde Viterbit. Igualmente, es muy importante la atención al bienestar emocional de los trabajadores y el fomento de relaciones interpersonales basadas en el respeto y la cordialidad. La consecución de buenas prácticas laborales en materia de horarios, desconexión digital, registro salarial y la implementación de modelos de trabajo híbridos (teletrabajo, trabajo presencial) son algunas de las experiencias saludables heredadas del año anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.