Crowdlending, la alternativa efectiva para financiar proyectos solares

Según la plataforma Flobers, esta forma de financiación permite la puesta en marcha de pequeños parques de generación de energía, lo que podría ayudar a conseguir los objetivos de descarbonización actuales

Los objetivos de descarbonización para 2030 han pasado de un 40% a un 55% en la reducción de emisiones. El proceso para conseguir llegar a la línea de meta, además de ambicioso, debe ser eficiente y lograr una neutralidad con el menor coste posible. En este contexto, los expertos de Flobers, la plataforma para invertir en energías renovables, sostienen que estas energías limpias, en especial la fotovoltaica, son el camino más rápido y óptimo para llegar al objetivo marcado. “No solo se reducen emisiones, son alternativas sostenibles y competitivas”, añade su CEODiana Plané.

En 2030 se espera alcanzar en torno al 65% de generación eléctrica renovable, pero esto requiere un impulso al sector. La transición a una economía neutra en carbono es posible, pero para hacerlo de forma ágil, es necesario llevarla a cabo a través de grandes parques de generación. El problema, señalan desde Floblers, es la escasez de puntos de acceso y conexión. “Las líneas de evacuación están saturadas y hasta que no se haga una reforma de infraestructuras eléctricas no será posible este crecimiento”, advierte Plané.

Ante esta situación, otra opción es apostar por la generación distribuida, es decir, en lugar de desarrollar una minoría de grandes parques, poner en marcha muchos pequeños que se destinarían a autoconsumos residenciales, industriales, comunidades energéticas y pequeñas instalaciones próximas al consumo. Según señalan desde Flobers, para conectar un autoconsumo de potencia inferior a 15kW no es necesario solicitar un punto de acceso y conexión, lo que elimina esta barrera de entrada.

Pero el hándicap de los autoconsumos y las pequeñas instalaciones es otro: el acceso a la financiación e inversión. Los grandes parques de generación suelen tener facilidades para conseguir financiación a través de las carteras de fondos de inversión. Sin embargo, los autoconsumos están fuera del target objetivo de los grandes fondos. Asimismo, algunas entidades bancarias solo financian instalaciones que ya están en operación. Una paradoja, ya que es en la fase de desarrollo, cuando los promotores necesitan ayuda financiera para poner en marcha sus proyectos.

Dificultades para financiar proyectos solares a merchant

Ante una situación con tanta incertidumbre en los precios de la energía, cada vez son menos los PPA (Power Purchase Agreement) que se firman. Esto dificulta la financiación de las plantas solares que van a Merchant, es decir, que venden su energía a precio de mercado. La mayoría de los bancos y fondos de inversión, quieren tener asegurada la proyección de ingresos al otorgar una financiación de un proyecto solar. Para ello suelen exigir al promotor este PPA, con el fin de conocer a largo plazo el precio de venta de energía.

“La realidad, en el contexto actual, es que se están cerrando pocos PPA”, explica Diana Plané. “Por un lado, por interés del promotor, para vender la energía a Merchant y poder aprovechar los altos precios actuales de la electricidad; y por otro lado, debido a los offtakers de PPA, que no ofrecen precios que estén al nivel actual del pool, por el riesgo de caída a largo plazo”.

Financiación alternativa para plantas solares

Una solución sólida son las nuevas alternativas de financiación, como el Crowdlending. Un medio que democratiza la inversión y permite a los promotores acceso a una financiación más flexible y con menor burocracia. Se trata de un modelo de financiación participativa similar al crowdfunding, un forma de micromecenazgo procedente de una multitud de inversores que aportan pequeñas cantidades y que, en su conjunto, suman la financiación necesaria. Gracias a las nuevas tecnologías, existen plataformas especializadas, como Flobers.com, que pone en contacto a los inversores y los promotores de los proyectos y hacen viable este sistema de financiación con menores costes que el sistema tradicional de préstamos bancarios.

“Podríamos afirmar que, en el sistema convencional, es la banca la que obtiene beneficios. Presta a altos intereses y no ofrece rentabilidades atractivas por los depósitos a plazo fijo. En muchos casos, no llegan a superar la inflación. ¿Qué sucede cuando el banco reduce el crédito y endurece las condiciones? Sencillamente, los promotores se ven afectados por no poder acceder a financiación. Afortunadamente esta situación está cambiando con la llegada de mecanismos, como el crowdlending, que hace que los modelos financieros se democraticen y que la dependencia bancaria sea menor”, concluye la CEO de Flobers, Diana Plané.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.