Expo FoodService 2022, marco elegido por NARIA para alertar sobre la gran cantidad de alimentos que terminan en la basura y que se podrían reutilizar

Naria es la única plataforma blockchain en España que conecta al tercer sector con el excedente de los restaurantes, supermercados e industria alimentaria a la vez que cuenta con un sistema de trazabilidad que permite conocer las métricas y el impacto generado

En 2023 entrará en vigor el proyecto de Ley de prevención de las pérdidas y el desperdicio alimentario y que contempla multas de hasta 60.000 euros para aquellas empresas y establecimientos que no cuenten con un plan para donar su excedente a organismos sociales

Terminar con el desperdicio alimentario es el objetivo de Naria, la única empresa en España que a través de una sola plataforma blockchain, quiere luchar contra ese desperdicio de una forma novedosa: conectando al tercer sector con el excedente de los restaurantes, supermercados y empresas, y generando impacto social.

Aunque en la actualidad existen soluciones foodtech contra el desperdicio de alimentos o que incluso canalizan donaciones, la plataforma Naria, gracias a su sistema de trazabilidad blockchain, ha dado un paso más. Así lo han trasladado sus fundadores en Expo FoodService 2022, el evento de referencia para las empresas del sector de hostelería y restauración que está teniendo lugar en IFEMA estos días.

Y es que, habitualmente, la vida útil de los alimentos aptos para el consumo humano se ve considerablemente reducida dado que los establecimientos apuestan por comercializar la merma. En el caso de Naria, ese escenario cambia radicalmente ya que los restaurantes, supermercados y empresas que estén dados de alta en la plataforma podrán conectar directamente esos alimentos que no han podido venderse directamente con las entidades sociales, bancos de alimentos, fundaciones y ONGs. De esta manera, no sólo se evita el desperdicio alimentario, sino que se consigue que las personas que los reciban tengan unos márgenes de consumo mucho más amplios.

La llegada de Naria se produce en un momento clave para la industria alimentaria, ya que en 2023 entrará en vigor el proyecto de Ley de prevención de las pérdidas y el desperdicio alimentario. Una medida que tiene como objetivo reducir el volumen de alimentos que se tiran a la basura y que contempla multas de hasta 60.000 euros para aquellas empresas y establecimientos que no cuenten con un plan para donar su excedente a organismos sociales.

Expo FoodService 2022, marco elegido por NARIA para alertar sobre la gran cantidad de alimentos que terminan en la basura y que se podrían reutilizar

Además de servir de enlace entre las empresas, bancos de alimentos y ONGs, Naria cuenta con un sistema de trazabilidad que permite conocer todas las métricas e impactos generados del ahorro de estos recursos. Todo ello en favor de un desarrollo sostenible.

“En 2021, más de 1200 millones de kilos de alimentos fueron desperdiciados, esto supone que el 17% de la producción total de alimentos en el mundo fue a parar a la basura, son cifras impactantes”, afirma Zaragozá. “España está siendo pionero en las regulaciones necesarias para acabar con esta problemática, solo dos países europeos más, Francia e Italia, cuentan con este tipo de legislación. Desde Naria ofrecemos una solución que apoya tanto a empresas como a insinuaciones a gestionar su excedente alimentario de forma eficiente y a su vez, ayudando a las personas que más lo necesitan”

Expo FoodService 2022 también ha sido el marco elegido por NARIA para alertar sobre la gran cantidad de alimentos que terminan en la basura y que se podrían reutilizar. Para ello, la compañía ha mostrado un contenedor de basura gigante convertido en frigorífico. Este original formato, en tamaño 6 x 6,  con la fecha de caducidad del desperdicio alimentario, es decir el 1 de enero de 2023; en un lado, cuenta con un código QR a través del cual se muestra información al usuario sobre el funcionamiento de la plataforma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.