Iteralix revoluciona la organización de funerales en España con experiencias personalizadas en múltiples ambientes

Homenajes gastronómicos en bodegas de La Rioja, conectando con la naturaleza en áreas urbanas como Madrid, rodeados de arte y gastronomía en Bilbao o navegando por el Mediterráneo en catamarán. Estas son tan solo cuatro de las 117 propuestas iniciales que ofrece la plataforma Iteralix en 36 ciudades del país para dar el último adiós a los seres queridos.

La startup tiene el objetivo de transformar y revolucionar la percepción de la muerte y los funerales en la sociedad española. En un sector poco digitalizado, hermético y rígido, Iteralix ofrece la posibilidad de organizar ceremonias personalizadas, íntimas y únicas, en escenarios emblemáticos y con un amplio abanico de precios que desde 50 euros permiten rendir homenaje al ser querido.

La plataforma está presente en todas las comunidades autónomas de España y plantea seis diferentes categorías para llevar a cabo los eventos: Sea, para los amantes del mar; Green, diseñadas para los que prefieren estar rodeados de naturaleza; Gourmet, con experiencias gastronómicas en entornos únicos; Sky, que permite volar en globo o avioneta; Dream, un homenaje completo con estancia incluida, y Urban, que engloba celebraciones en enclaves significativos de las ciudades.

Iteralix cuenta con acuerdos con 150 proveedores nacionales de servicios (restauración, hotelería, museos, bodegas, cerámica, fotografía, vídeo o pirotecnia, entre otros), capaces de ejecutar eventos con un gran aporte de valor añadido para los usuarios de la plataforma. En Madrid, por ejemplo, cuentan con la colaboración del espacio Easter, para realizar veladas-homenajes a la persona fallecida. La experiencia ofrece una cena privada al atardecer, con la presencia de un violinista profesional, la proyección de un vídeo de la persona homenajeada y un espacio dedicado a las palabras de los participantes en honor del desaparecido. En Pamplona, ofrece experiencias bajo las estrellas en el planetario, con la cúpula más grande de España, con el que tiene un acuerdo exclusivo; y en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona), plantea celebrar una experiencia que implica los cinco sentidos en las bodegas Freixenet, uno de los proveedores estratégicos de la startup. Las propuestas de Iteralix también hacen posible organizar homenajes en el Observatorio Fabra de Barcelona, el Museo de Arqueología y Naturaleza de Santa Cruz de Tenerife o La Casa de la Guitarra de Sevilla, por nombrar algunas de las muchas alternativas.

La estrategia de crecimiento de la startup plantea sumar constantemente un mayor número de ubicaciones y escenarios, además de nuevas opciones disruptivas para el sector, como la posibilidad de organizar el propio funeral, una propuesta que en la que está trabajando el equipo de Iteralix y que presentará durante el primer trimestre de este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.