Operación détox: cómo recuperar la piel después de los excesos de estas fechas

Desde Niátika proponen cuatro consejos y productos específicos para paliar los daños provocados por una alimentación desordenada, la falta de sueño y habernos saltado la rutina de limpieza y cuidado

La Navidad es una época llena de momentos maravillosos. Los reencuentros familiares, las cenas con amigos que hace tiempo que no vemos o los regalos ‘sorpresas’, que vuelven hacernos sentir la ilusión de cuando éramos niños, son buen ejemplo de ellos. Pero, además de las luces, los árboles, el espumillón, los villancicos, las comidas y cenas, los regalos o el turrón, hay otro ingrediente que nunca falta durante la Navidad: los días marcados por los excesos.

Comilonas abundantes, días largos y noches interminables, brindis con alcohol… son el resultado de disfrutar y exprimir al máximo estas fechas. Y aunque merezca la pena, la realidad es que tras la Navidad sentimos esa necesidad de pasar por un plan detox que, no solo nos haga deshinchar nuestro cuerpo, sino que también haga que nuestra piel recupere su estado original. Para ello, los expertos de Niátika, una marca cosmética natural que conjuga ciencia, activos naturales y sostenibilidad a partes iguales, nos proponen tres pasos básicos.

PREVENIR MEJOR QUE CURAR: LA LIMPIEZA ES LA CLAVE

Desintoxicar los poros, eliminar el exceso de grasa y dejar que la piel respire es fundamental para que vuelva a recuperar su tono, tersura y luminosidad”, explica Sonia Fígols, CEO de Niátika. En este sentido, la experta aconseja que una de las claves es “limpiar el rostro vayamos o no maquilladas siempre antes de dormircon los productos adecuados en función de cada tipo de piel.

Según la experta, las pieles secas agradecerán texturas emolientes a base de ceramidas, manteca de karité o glicerina en forma de aceite o leche limpiadora; ya que además de limpiar y arrastrar las impurezas dejarán la piel nutrida. Para las pieles grasas o con tendencia acneica, por el contrario, sería más recomendable usar limpiadores en formato gel, a base de azeloglizina, trikenol, ácido salicílico o menta.

Sonia Fígols advierte, además, que noes recomendable abusar del uso de las toallitas desmaquillantes. “Sí, ya sabemos que son súper cómodas, sobre todo cuando vamos de viaje, pero si queremos mantener nuestra piel saludable lo ideal es reservarlas para ocasiones puntuales. ¿Que qué inconvenientes tienen? Pues que además de que la limpieza que hacen es superficial, como normalmente contienen alcohol y no nos enjuagamos la piel con agua después de su uso, residuos como tensoactivos, emulsionantes y conservantes quedan en nuestra piel, pudiendo ocasionar alergias si prolongamos su uso en el tiempo”.

Operación détox: cómo recuperar la piel después de los excesos de estas fechas

HIDRATACIÓN: DEVOLVIENDO LA LUZ A LA PIEL

Es probable que después de Navidad notemos nuestra piel tirante, seca y con menos luminosidad de lo habitual. Esto se debe, en gran medida, a la deshidratación que causa el alcohol. Estos excesos, sumados a las bajas temperaturas y a la exposición a la calefacción, seguro que han pasado factura a nuestra piel.

“Para paliar estos efectos, la hidratación es clave para la recuperación post-navideña. Nuestro consejo es que apliques cremas o sérums con ingredientes capaces de retener la humedad en la piel, como el ácido hialurónico. Además, si eliges productos que contengan activos que sean capaces de devolver luminosidad y despertar la piel, mucho mejor. La vitamina C, la niacinamida o el retinol son opciones perfectas para que volvamos a estar radiantes”, mantiene la CEO de Niátika.

¿QUÉ PRODUCTOS UTILIZAR PARA CADA PASO?

Desde Niátika, marca de cosmética natural que fusiona los últimos avances tecnológicos con extractos botánicos de alta calidad provenientes de cultivos españoles, proponen estos productos ‘no gender’ para mostrar nuestra mejor cara tras las fiestas navideñas:

  1. Crema ácido hialurónico + progeline: crema de textura ligera y fácil absorción ultra regeneradora y antioxidante a base de ácido hialurónico, karité, aceite de uva y péptidos progeline, responsables de la regeneración celular y con propiedades tensoras sobre la piel. Proporciona un extra de hidratación, nutrición y luminosidad. Reduce las arrugas y las manchas. Provoca un efecto bótox sin tirantez y una sensación de máximo confort durante horas. Ideal para pieles apagadas o faltas de hidratación, sobre todo, tras el verano.
  2. Serúm vitamina C pura: a base de vitamina C de textura ligera y acabado no graso, este sérum es ideal para pieles apagadas, deshidratadas o con manchas. Reduce visiblemente las arrugas y las líneas de expresión, unifica el tono y suaviza la textura de la piel. Contiene Sodium Ascorbyl Phosphate, una vitamina C muy estable, apta incluso para las pieles más sensibles. No irrita la piel y se absorbe muy rápidamente. Tiene un gran poder hidratante y despigmentante, y mantiene tu piel con el nivel óptimo de humedad y visiblemente iluminada.
  3. Sérum niacinamida + azeloglicina: sérum antibacteriano, antiinflamatorio y calmante a base de niacinamida, azeloglicina, aloe vera y árbol del té. Ideal para pieles sensibles, grasas o con tendencia acneica y faltas de hidratación. Hidrata, nutre sin engrasar y previene el acné. Controla la producción de grasa y cierra los poros. Tiene un gran poder regenerante y elimina las manchas. Efecto iluminador inmediato.
  4. Sérum retinol + vitamina C: sérum concentrado de textura fluida, no grasa, ultra hidratante y antioxidante, especialmente indicado para pieles maduras, faltas de luminosidad y necesitadas de hidratación. Contiene retinol, vitamina C, vitaminas E y F. Gracias al retinol, que estimula el colágeno y la elastina desde las capas más profundas, la piel se ve renovada, su textura más uniforme, con menos manchas y arrugas. La vitamina C y la vitamina E proporcionan un extra de hidratación y luminosidad al rostro. Neutralizan los radicales libres causantes del estrés oxidativo en la piel que provocan su envejecimiento prematuro y dan a la piel un aspecto rejuvenecido y radiante. La vitamina F ayuda a restaurar la barrera lípidica natural de la piel consiguiendo una piel hidratada, nutrida y luminosa.
  5. Sérum colágeno + argán + hialurónico: Este sérum súper hidratante de textura ligera, no grasa, a base de colágeno, aguacate, aceite de argán e hydranov es ideal para pieles sensibles, secas o apagadas que buscan un extra de hidratación y una piel más lisa, uniforme. El hydranov, o ácido hialurónico epidérmico, es uno de los activos más hidratantes que existen. Se obtiene de las algas Furcellaria Lumbricalis escandinavas e hidrata hasta diez veces más que el ácido hialurónico convencional. El aceite de argán posee un poderoso efecto hidratante y antiinflamatorio; es ideal para pieles secas y escamosas. Combinado con el colágeno proporciona un efecto flash inmediato, sin tirantez y con un efecto de suave confort durante horas.
  6. Crema narciso + vitamina C + karité: Crema nutritiva despigmentante con SPF 30, ideal para pieles pigmentadas, con falta de elasticidad y luminosidad.  Gracias al Active White, un activo vegetal que inhibe la formación de melanina, consigue despigmentar la piel sea cual sea el origen de la mancha (hormonal, solar, marcas de acné…). El extracto de narciso de mar y la vitamina C aportan un extra de luminosidad y el extracto de pepino, que contiene ascorbitasa, ayuda en la eliminación de pecas y arrugas. La manteca de Karité regenera la barrera lipídica de la piel y aporta un extra de elasticidad y nutrición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.