ThePower Business School muestra cuáles serán las tendencias educativas de Edtech en 2023

Cada vez aparecen más alternativas al modelo clásico de enseñanza. La tecnología y nuevas metodologías educativas cobran cada vez más protagonismo, así como el Design Thinking  o poner el foco en los alumnos y en las necesidades del mercado

En 2025, 85 millones de puestos de trabajo pueden ser desplazados por un cambio en la división del trabajo entre humanos y máquinas, según la encuesta The Future of Jobs Survey 2020 del Foro Económico Mundial. Este estudio también afirma que pueden surgir más de 90 millones de roles nuevos desarrollados por humanos, máquinas y algoritmos. 

Por ello, no es de extrañar que el campo educativo evolucione constantemente. Las metodologías para enseñar a las nuevas generaciones se fusionan con las nuevas tecnologías y avanzan a ritmos vertiginosos. Las transformaciones en el mercado laboral y en la educación son continuas, por lo que hay que adaptarse a esos cambios y entenderlos como una oportunidad para reinventarse y enseñar. The Power Business School, la escuela de negocios online líder, muestra las tendencias educativas para 2023: 

El auge del “edutainment”. El entretenimiento educativo o eduentretenimiento es un proceso educativo que combina la educación con métodos, formaciones y gamificación, que motivan al alumno. Se presenta como una alternativa a la educación tradicional, ya que tiene como objetivo aumentar la cantidad de información retenida gracias a la combinación de diferentes factores. Además, se postula como uno de los métodos de pedagogía emergentes más destacados. 

Entra en juego el Design Thinking. El design thinking, o lo que es lo mismo, el pensamiento de diseño, es una técnica que fomenta y potencia la creatividad de las personas. De esta forma se llegan a ideas innovadoras en los negocios, en la educación o el marketing. A través de este proceso, se puede empatizar con las necesidades de un público objetivo, poner el foco en las personas para diseñar problemas desde una perspectiva humana -y no técnica- o reinventar modelos de negocio. 

Poner el foco en los alumnos. El aprendizaje individualizado es fundamental en el proceso de enseñanza para los alumnos. En este sentido, a los estudiantes se les considera como una sola persona y no como parte de un grupo, y se diseña un sistema de aprendizaje adaptado a cada uno de ellos para que aprendan cómo quieren aprender. 

Tener un mindset de negocio. En la actualidad es muy importante estar pendiente de las necesidades del mercado. Por ello, es clave tener a profesionales como docentes y seguir apostando por el microlearning para adaptarse al mercado laboral. Además, tener una mentalidad de negocio, independientemente del sector al que te dediques será beneficioso para el futuro. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.